Saltar al contenido

EXPANSIÓN DE LA TELEMEDICINA: CLAVES PARA
ENTENDER EL CAMBIO DE PARADIGMA



CLAVES DEL ANÁLISIS

  • A pesar de que los métodos de teleasistencia o telesalud ya formaban parte de nuestra sociedad desde hace unos años, con la crisis derivada de la COVID-19, estos métodos se han fortalecido. Cada vez son más las personas a favor de utilizar métodos virtuales para su salud, ya sea desde una consulta rutinaria hasta el registro de recetas electrónicas para transmitirlas a otros profesionales. Existen numerosos estudios que confirman esta tendencia al alza y muchos profesionales lo califican de ‘cambio de paradigma’.
  • Además, la telemedicina no solo beneficia a los pacientes, ya sea facilitándoles el proceso de consulta o el acceso a información médica relevante; sino que también aporta grandes ventajas a los profesionales y al sistema médico en general. Una de las más significativas es la optimización de recursos, puesto que, gracias a los métodos online, se agilizan las consultas, tiempos de espera y la necesidad de grandes infraestructuras se puede llegar a ver reducida.
  • Estos métodos aparentemente innovadores son posibles gracias a una serie de tecnologías disruptivas que ayudan en la implementación y desarrollo de nuevas herramientas de telemedicina. Un buen ejemplo sería el uso de la inteligencia artificial aplicada a la detección de enfermedades de manera temprana, en los chatbots que ofrecen ayuda personalizada o incluso en los robots que ayudan en operaciones a distancia. Sin embargo, debido a que vivimos en un mundo en constante desarrollo, no cabe duda de que surgirán nuevas tecnologías en materia de salud virtual.
  • Existe una gran cantidad de casos de éxito, especialmente de aseguradoras y compañías privadas que han integrado los métodos de telesalud en sus servicios. El sector público siempre se ha visto ralentizado en este aspecto, aunque hoy en día son varios los casos de hospitales públicos o gobiernos que ofrecen la telemedicina a sus usuarios, como es el caso reciente de la Comunidad de Madrid.



CAMBIO DE PARADIGMA

Si bien es cierto que la telemedicina no es una novedad y lleva existiendo desde hace años, ha sido a raíz de la pandemia provocada por la COVID-19 cuando esta práctica se ha consolidado todavía más en la sociedad occidental, ya sea por motivos de necesidad y forzosos como de manera voluntaria. Hay que mencionar que existen numerosos estudios que confirman esta tendencia al alza e incluso son varios los profesionales que lo califican como un ‘cambio de paradigma’. Por ello, es conveniente considerar algunos datos obtenidos por dichos estudios sobre la expansión de estos métodos de salud.

Según los resultados presentados por una encuesta realizada por la consultora PwC a nivel mundial el pasado mes de enero de 2021 (1), gran parte de los usuarios que durante la pandemia (especialmente a lo largo de 2020) se vieron obligados a optar por los métodos de teleasistencia, han afirmado que seguirán manteniendo dicha práctica aun cuando la pandemia haya desaparecido de manera voluntaria. Además, tal y como muestra el estudio, el método online o virtual de teleasistencia que mayor aceptación ha tenido es el de la videollamada: “el 91% de los que ha optado por hacer su consulta a través de la videollamada prefiere este método a la consulta presencial”.

Datos como el anterior confirman la tendencia sobre la implantación de la telemedicina, entendida como opción preferencial; y es que cada vez son más las personas que eligen métodos virtuales sobre los presenciales, como se refrenda a continuación.

Los resultados obtenidos en una encuesta a 2.000 adultos en Estados Unidos realizada por de Sykes en marzo de 2021 (2), indican que casi el doble de personas encuestadas tuvo una visita médica virtual en comparación con períodos anteriores. A tenor de dichos resultados, se valida la tesis de que la pandemia ha tenido un papel clave a la hora de consolidar la telemedicina, a través del cambio en el nivel de utilización de esta alternativa:


Dando por válido que la COVID-19 ha sido un catalizador de este nuevo panorama en el sector de la salud, el estudio de Sykes quiso comparar las opiniones de los usuarios sobre el uso de la telemedicina entre 2020 y 2021:

  • Por un lado, se puede observar que el nivel de aceptación ha aumentado considerablemente.
  • Y, por otro, la mayoría de los participantes están convencidos de que seguirán utilizando los servicios de teleasistencia después de la pandemia.


Otros estudios apuntalan la misma tendencia. A nivel europeo, los españoles son los que muestran una mayor aceptación del sistema sanitario virtual. Según el informe “Stada Health Report 2021” (3) en el que encuestó a 30.000 personas de 15 países de la UE, cerca del 82% de los españoles encuestados afirma que, en caso de tener enfermedades leves o no muy graves, está dispuesto a ser atendido a través de un método virtual.

Además, es manifiesto cómo la pandemia en el caso de España impulsó el cambio de paradigma de forma obligada: mientras que, en febrero de 2020, sin haber estallado la crisis sanitaria, “9 de cada 10 visitas al médico eran presenciales y las restantes solo un 10% eran online y el 90% de estas era por vía telefónica”; en septiembre de 2020, solo “un tercio de los pacientes acudía de forma presencial al médico, y más de un 30% afirmaba utilizar solo métodos de telemedicina” (4).

Por otro lado, el informe “Experiencia del Paciente Digital 2021” (5) liderado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) en el que se recogen 1.908 respuestas de pacientes con enfermedades muy graves, y también de personas sanas, muestra el claro interés por el uso de la telesalud y teleasistencia. Concretamente, “el 89% de los usuarios de la sanidad privada apoya el uso de la telemedicina” (5). De este 89%, el 43% de los encuestados está muy a favor de este tipo de herramientas, y el 46% acepta su uso en momentos específicos, combinando ambos métodos: telemedicina y presencialidad.

Según ha indicado el presidente de la Fundación IDIS, Juan Abarca, "a raíz de la pandemia, el sistema sanitario ha aprendido a cambiar su enfoque. Hasta ahora, venía muy enfocado a la oferta, pero ahora estamos aprendiendo a enfocarlo a la demanda, es decir, estamos intentando adaptarnos a las necesidades del paciente y, en ese sentido, la sanidad privada va muy por delante" (6).

Con respecto al volumen de mercado de la telemedicina, el informe realizado por Deloitte, “Predicciones, Tecnologías, Medios y Telecomunicaciones (TMT)” (4), indica que, en 2021, se ha podido alcanzar o incluso superar los “400 millones de visitas online a nivel mundial”, dato que multiplica por cinco los valores de 2019 y se traduce en más de 25.000 millones de facturación.

Como se puede observar a través de los datos representados en el siguiente gráfico, se espera que, para 2030, el volumen de mercado de la telemedicina alcance casi los 460.000 millones de dólares (7):



VENTAJAS

La telemedicina ha permitido mejorar el nivel de comunicación entre los profesionales sanitarios y los pacientes. Al mismo tiempo, este método crea un espacio virtual mucho más seguro que el de las consultas presenciales, para todas las partes implicadas.

Esta modalidad de medicina también beneficia a una amplia cantidad de usuarios procedentes de entornos muy diversos: las personas con movilidad reducida u otras dificultades motoras pueden obtener la misma atención que si fuesen de manera presencial. Además, gracias a la aplicación de nuevas tecnologías disruptivas, como la inteligencia artificial (IA), el internet de las cosas (IoT) o la realidad virtual (RV), explicadas más adelante, la telemedicina es capaz de monitorizar con frecuencia al paciente y recopilar grandes cantidades de datos. Como consecuencia, fomenta “mejores prácticas de autocuidado y aporta información relevante para los diagnósticos, ayudando así a los sanitarios a responder rápidamente” (13).

Por otra parte, esta tipología de atención médica permite a los profesionales ofrecer asistencia a un mayor número de pacientes y agilizar las consultas, lo que deriva en una optimización de recursos, ya que, al reducirse el tiempo de visita, el número de citas puede aumentar, y gracias al método online no es necesario grandes infraestructuras, reduciendo los costes fijos.

Asimismo, gracias a los avances que se están realizando en este ámbito, los usuarios pueden también optar por la llamada ‘teleasistencia sanitaria urgente’. Como consecuencia, si aumentase el número de pacientes por ese canal, las visitas a Urgencias disminuirían y esto ayudaría a descongestionar áreas más críticas de los hospitales y clínicas.

Por último, este método promueve un entorno más aséptico y seguro para ambas partes. Por un lado, las personas que estén enfermas no tienen la necesidad de desplazarse hasta el centro médico y evitar entrar en contacto con otros pacientes y el propio profesional sanitario. Por otro, se favorece la seguridad de los profesionales, ya que no están expuestos a enfermedades infecciosas y pueden llevar un constante control de sus pacientes sin estar físicamente juntos.

En la siguiente tabla se condensan las diferentes ventajas que ofrece la telemedicina tanto a los pacientes, profesionales, como al sistema sanitario en general.


Del mismo modo, conviene mencionar de nuevo la encuesta realizada por Sykes (2) en relación con un estudio llevado a cabo por SingleCare (8), que encuestó a 1.700 adultos de Estados Unidos en enero de 2021, ya que ambos presentan sus resultados en base a las diferentes opiniones de los usuarios encuestados, con respecto a los beneficios que la telemedicina les puede ofrecer.

De entre los ocho beneficios planteados, que se muestran en el siguiente gráfico, los usuarios afirman de manera rotunda que, gracias a este método, los procesos médicos han sido mucho más sencillos y fáciles. Además, un alto porcentaje (74%), considera que la telemedicina les ha ayudado en el ahorro de tiempo, puesto que los tiempos de desplazamiento a hospitales y clínicas se han visto reducidos, así como los tiempos de espera para ser atendidos.


En definitiva, la telemedicina no solo beneficia a los pacientes, ya sea facilitándoles el proceso de consulta o el acceso a información médica relevante; sino que también aporta grandes ventajas a los profesionales y al sistema sanitario en general.

No obstante, es necesario mencionar la existencia de posibles retos para el desarrollo de la telemedicina.

Es cierto que el sector privado está más avanzado en este ámbito, y que la gran mayoría de compañías pertenecientes al sector sanitario ha introducido o tiene intención de incorporar servicios de telesalud a su porfolio.

Los Gobiernos e instituciones públicas están desarrollando sus servicios de telemedicina, para que puedan ser cada vez más las personas capaces de acceder a estas alternativas. Sin embargo, continúan siendo un hándicap las barreras financieras o regulatorias de cada país en particular. Siendo un método ampliamente utilizado por las personas una vez que lo tienen habilitado, las autoridades deberían no solo fomentar más su uso (debido a sus buenos resultados), sino también afrontar el reto de desarrollar la legislación adecuada, tanto en materia de límites como de protección al paciente.


CASOS DE USO DE LA TELEMEDICINA

Como se ha mencionado anteriormente, son muchos los casos de aplicación de la telemedicina, desde la posibilidad de establecer una consulta rutinaria con el médico de cabecera, hasta poder acceder a historiales médicos y transferir la información a especialistas.

El antes citado estudio de SingleCare (8) en Estados Unidos en enero de 2021, permitía observar que los servicios más frecuentes son la comunicación de enfermedades comunes, visitas de seguimiento y la terapia psicológica (muy demandada a raíz de la pandemia).

Queda contrastado que, si bien es cierto que los usuarios son partidarios de utilizar la teleasistencia para casos comunes, enfermedades leves o no muy graves, en el caso de problemas más graves de salud, siguen estando a favor de acudir de manera presencial al hospital y/o clínica.

Por lo tanto, existe una evidente precaución sobre la confianza que los usuarios depositan en la telemedicina cuando se trate de enfermedades más graves:


Por otro lado, un elemento sintomático del aumento de la percepción de valor de la telemedicina entre consumidores y usuarios está ligado al incremento de soluciones de base tecnológica relacionadas con la salud, que crecido sobremanera desde el estallido de la crisis sanitara, hasta el punto de convertirse en parte natural de la estructura sanitaria. Hablaremos más adelante de algunos casos de éxito y cifras que sostienen esta afirmación.


TECNOLOGÍAS DE LA TELEMEDICINA

Considerando la telemedicina como tendencia al alza, los profesionales buscan herramientas y tecnologías innovadoras para poder ofrecer servicios que mayor calidad y que se adapten a las necesidades de los pacientes.

Existe una gran variedad de tecnologías disruptivas que hacen posible o facilitan todavía más el uso de la teleasistencia. A pesar de que actualmente se estén desarrollando nuevas herramientas, muchas de ellas sin estar presentes en el mercado de forma extendida, conviene señalar las más utilizadas o demandadas por este método.


Internet de las Cosas

En primer lugar, encontramos el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Esta tecnología permite a un gran número de dispositivos médicos conectarse al mismo tiempo a un servidor. Además, “permite utilizar datos en tiempo real con el fin de habilitar una asistencia sanitaria a distancia de alta calidad” (13). En otras palabras, el uso de esta herramienta facilita no solo la conexión de todas las partes implicadas, sino la transferencia de información relevante en tiempo real.

Algunos de los casos de aplicación del IoT en servicios de telemedicina son, por ejemplo, la posibilidad de medir parámetros médicos y que el profesional sanitario disponga de ellos de manera instantánea, teniéndole siempre informado y así evitar situaciones de riesgo innecesarias. Otro ejemplo es la posibilidad que tienen los profesionales de introducir recetas médicas en el historial de sus pacientes y que al instante tengan acceso las farmacias u otros servicios especialistas.

Con respecto a su aplicación en los servicios de emergencias, el IoT permite “transmitir EEG, ECG y otras lecturas al personal del hospital mientras de desplazan” (13). Es decir, los profesionales sanitarios tienen la capacidad de obtener información relevante con anterioridad a la recepción de un paciente que se encuentra en una situación crítica, lo que resulta en que el personal del centro esté mejor preparado y tome mejores decisiones para atender al paciente a su llegada a Urgencias.


Inteligencia Artificial y Big Data

La Inteligencia Artificial (IA) tiene numerosas aplicaciones beneficiosas en la telemedicina. La gran mayoría de apps de telemedicina utilizan algoritmos basados en IA con el objetivo de ofrecer al paciente unos servicios mucho más personalizados, teniendo en cuenta sus necesidades o incluso llegar a anticiparse a ellas.

De esta manera, se puede conseguir una mejor experiencia del usuario y una mayor satisfacción a nivel general. Además, la IA permite introducir nuevas capacidades con respecto a la medicina tradicional, como la elaboración dinámica del historial del paciente en función de sus respuestas o la generación automática de recordatorios para tomas de medicamentos o chequeos para los pacientes, todo ello, basándose en los datos de monitorización personal (13).

Otra ventaja de gran impacto al introducir la IA en la salud es su aplicación conjunta con herramientas de Big Data, que permite “generar valor para la salud” (13). Como se ha mencionado anteriormente para el caso del IoT, existe ya la capacidad de transferir grandes cantidades de datos entre diferentes dispositivos. Estos datos necesitan ser procesados, clasificados, organizados y utilizados de manera inteligente. Y la capacidad de administrarlos la otorga las herramientas de Big Data; facilitando acciones como el afinado de los diagnósticos a través de la analítica de datos y los modelos predictivos.


Robots de telesalud

Si bien es cierto que los robots existen desde hace años en nuestra sociedad, su aplicación en la telemedicina supone un claro desafío. Los robots tienen numerosos casos de uso en este ámbito, ya sea para la monitorización remota de pacientes o la ayuda en una operación a distancia. Hay que tener en cuenta que la robótica suele combinarse con tecnologías como la IA, para obtener así robots que puedan tomar decisiones por sí mismos y sean totalmente autónomos e independientes.

No obstante, a dichos robots ‘autónomos’ suelen delegarse tareas que no impliquen una gran complejidad con respecto al paciente. En la actualidad, mientras los robots hacen tareas repetitivas y fácilmente optimizables, los profesionales pueden invertir su tiempo en actividades de mayor importancia y necesidad.

Otra aplicación es la creación de diferentes nodos sujetos a un puesto nodriza, que consigue conciliar unidades diversas de atención 24 horas de distintos lugares.

También es muy interesante la labor de apoyo que realizan estos robots en entornos rurales y zonas de difícil acceso, facilitando el trabajo de los profesionales sanitarios, y, en ocasiones, llegando a relevarlos y permitiendo la interacción remota entre facultativo y paciente.


Realidad Virtual y Realidad Aumentada

Ambas herramientas se pueden combinar entre sí con el objetivo de facilitar el trabajo a los sanitarios y la vida al paciente. Uno de los casos de aplicación más frecuentes de la realidad aumentada (RA) es en el diagnóstico y evaluación de los pacientes, puesto que los médicos a través de la RA pueden ver con mayor claridad una parte del cuerpo del paciente y realizar un mejor diagnóstico, evitando errores y pruebas innecesarias.

Por otra pare, dichas tecnologías tienen una clara vocación de formación. Gracias a la realidad virtual (RV) se pueden hacer simulaciones de operaciones complejas o tratamientos experimentales sin necesidad de sufrir ningún riesgo, ni por parte del profesional ni del paciente. Asimismo, los sanitarios que se encuentren en períodos de formación pueden hacer uso de aplicaciones basadas en la RV y poner en práctica sus conocimientos pudiendo realizar tantas repeticiones como sean necesarias Otros casos de uso de la RV y la RA son “en la rehabilitación y la creación de entornos para reducir el nivel de estrés y distraer del dolor y las molestias a los pacientes” (14).

Estas herramientas tienen una infinidad de aplicaciones, desde modelos 3D en operaciones, hasta gafas de realidad virtual para las consultas a distancia.

Un ejemplo de su aplicación ha sido en el Reino Unido, donde hospitales del NHS utilizan la plataforma Virti para ayudar a los pacientes con su salud mental (14). Dicha aplicación sumerge a los usuarios en entornos particulares y luego evalúa cómo responden al estrés, con el objetivo de reducir la ansiedad.


CASOS DE ÉXITO TRADICIONALES

Existen diversos casos de éxito de aseguradoras tradicionales, compañías de asistencia sanitaria o de empresas tecnológicas que, en solitario o a través de alianzas, han desarrollado sus propias plataformas de teleasistencia o servicios relacionados con la telemedicina:


Fundación Hospital General Santísima Trinidad y Upmédica

La plataforma Upmédica, desarrollada por la compañía BHD Consulting, ha sido introducida en los servicios ofrecidos por la Fundación Hospital General Santísima Trinidad de Salamanca (20). Así, gracias al servicio SaaS basado en Microsoft Azure y al apoyo de BHD Consulting y Plain Concepts, la Fundación puede ofrecer un entorno atractivo y válido para todos los segmentos de edad. La plataforma garantiza la seguridad de los datos y cuenta con una base legal y tecnológica sólida, que responde a la normativa que toma forma en la RGPD, LOPDGDD y LSSI.

Upmédica es una herramienta que proporciona servicios de teleasistencia y telemedicina, en la que los usuarios no solo disponen de la posibilidad de concertar citas virtuales con su médico, sino también de acceder a su historial clínico cuando deseen y desde donde estén, y de compartir sus datos con otros centros.

La pandemia fue un elemento catalizador de la iniciativa, y permitió a la Fundación activar más de 16 especialidades médicas, que incluía a más de 60 profesionales, que pudieron dar continuidad a sus consultas externas a través de citas online. Además, también permitió poner en marcha un servicio gratuito de resolución de dudas sobre la COVID-19.

Dicha plataforma está disponible para usuarios de todo tipo y, tal y como ha asegurado la Fundación, a través de Upmédica, en dos años, el número de pacientes registrados creció un 1.000%, superando los 20.000 usuarios registrados hasta septiembre de 2021.


AXA y su herramienta Doctor Clinic

La aseguradora AXA ha desarrollado una plataforma con el objetivo de mejorar la atención de sus clientes y ofrecerles unos servicios de telemedicina personalizados. En dicha herramienta, Doctor Clinic, participa un grupo de profesionales altamente cualificados en materia de medicina y tecnología.

Doctor Clinic ofrece una gran variedad de servicios, como la teleasistencia, monitorización del paciente, seguimiento virtual y acceso al historial clínico desde cualquier lugar. Los usuarios pueden utilizar dicha plataforma las 24 horas del día, puesto que Doctor Clinic ofrece una atención total, siempre con el objetivo de aumentar el nivel de satisfacción del cliente.

Además, AXA ha añadido recientemente a su plataforma la posibilidad de elaborar y expedir la receta electrónica a través de un código QR, que “conecta con más de 22.000 farmacias en todo España” (17).


DKV y su plataforma Quiero Cuidarme Más

DKV ha integrado su aplicación de consulta médica online, Digital Doctor, en la plataforma Quiero Cuidarme Más. Con este cambio, todos sus servicios de telemedicina estarán disponibles para los clientes desde una única aplicación.

El pasado mes de septiembre, la aseguradora comunicó que los asegurados de Decesos con el pack “Serviplus” de DKV dispondrán de manera gratuita del chat médico basado en IA de la plataforma de telemedicina Quiero Cuidarme Más durante, “de momento, hasta septiembre de 2022” (18).

A través de Digital Doctor, los pacientes pueden hacer todo tipo de consultas médicas o incluso pedir una valoración o interpretación de documentos médicos, cómo análisis u otras pruebas.

La plataforma está constantemente desarrollando nuevas prestaciones para mejorar, aún más, la experiencia del usuario. Entre ellas hay que destacar “Mi Diario”, que resume la actividad reciente y la información más relevante de las gestiones de salud del usuario (16).

Si bien es cierto, en el año 2020, la plataforma Quiero Cuidarme Más incorporó nuevos servicios como ‘Cuida tu mente’, herramienta que ayuda en “la orientación psicológica a través de chat, la solicitud de análisis clínicos durante una consulta y la ampliación del horario de muchos servicios” (19).

Se puede observar una clara tendencia por parte de la aseguradora en situar al cliente o paciente en el centro de los servicios, creando un ambiente óptimo y facilitándole todo tipo de funcionalidades.


Comunidad de Madrid y Tarjeta Sanitaria Virtual

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha presentado una nueva iniciativa relativa a la implementación de la Tarjeta Sanitaria Virtual. Tal y como ha mencionado la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, dicho proyecto se introducirá, inicialmente, en “dos hospitales públicos: El Escorial y del Henares” (21). No obstante, está previsto que se amplíe su uso al resto de la red de hospitales a finales de 2022.

Se espera que, a través de la Tarjeta Sanitaria Virtual, los usuarios puedan acceder a sus historiales clínicos desde la app, compartir datos médicos, así como concertar citas médicas virtuales, servicios que todavía no estaban disponibles en la sanidad pública.

Hay que señalar que dicho servicio cuenta con una amplia red de tecnologías para la protección de datos de los pacientes y la transmisión de información de una manera segura.

Se ha considerado pertinente introducir este ejemplo en el apartado de ‘casos de éxito’, puesto que muestra los recientes avances que está teniendo la sanidad pública en materia de teleconsulta. Hay que tener en cuenta que, en este aspecto, la sanidad privada siempre ha estado mucho más desarrollada que la pública. Así pues, esto podría suponer el inicio de grandes avances relativos a la telemedicina y una mayor competencia hacia las entidades privadas.


CASOS DE ÉXITO EMERGENTES

Por otro lado, como se apuntaba anteriormente, diferentes hubs de innovación, han visto cómo ha aumentado el número de startups relacionadas con la HealthTech y han puesto de relieve la posibilidad de ofrecer nuevos casos de uso a través de la telemedicina, que la medicina tradicional no alcanzaba o era imposible que lo hiciera.

Hablamos, por ejemplo, del Fintech/Insurtech Galaxy, el radar de startups financieras y de seguros de España creado por Innsomnia, que indica que el 20% de las soluciones tecnológicas que monitoriza son ya de proyectos piloto relacionados con la salud (9); o de los datos de inversión en proyectos de eHealth y Wellness hasta 2020, con más de 100.000 millones de euros de inversión acumulada, recibida para un conjunto de 400 empresas (10).

Entre estas empresas punteras en nuestro país en el ámbito de la telemedicina destacan las siguientes propuestas:


Trak

Ofrece una solución que mejora el proceso de rehabilitación del paciente, mediante inteligencia artificial, asistiéndole en su recuperación, corrigiendo el ejercicio terapéutico y obteniendo métricas de su evolución que permiten una completa monitorización por parte de los centros hospitalarios, médicos y fisioterapeutas.

Desde 2021 trabaja con el grupo Rivera Salud, gracias al programa Lanzadera Corporate, y con el Hospital Asunción, a través de Kunsen.


Koa Health

Ofrece soluciones digitales para el bienestar mental basadas en la evidencia científica en torno a la terapia conductivo-conductual. Tiene un producto dirigido a empresas, para que los trabajadores combatan el estrés, aumenten el pensamiento positivo, la confianza en sí mismos y dormir mejor, así como otras soluciones en desarrollo de bienestar mental y terapias digitales que permitan a los usuarios el acceso a servicios de salud mental en cualquier momento y lugar.

Están asociados con Janssen para la investigación del uso de la terapia cognitivo-conductual digital para pacientes que no responden al tratamiento convencional, y colaboran con el Hospital General de Massachusetts, el Servicio Nacional de Salud británico, la London School of Economics o el Center for Brain and Cognition de la Universitat Pompeu Fabra.




MediQuo

Enfocado a médicos de clínicas y consultas privadas, permite ponerles en contacto con los pacientes a través de una aplicación en donde se les ofrece chat, videollamada y pasarela de pago en una única plataforma, válida también para enviar recetas electrónicas. A mediados del año pasado ya declaraban aglutinar a más de 2.000 profesionales de toda España, atendiendo una media de 4.000 consultas diarias, y su propósito era cerrar 2021 alcanzando la cifra de los 10.000 facultativos.




Predictheon

Predictheon es una empresa especializada en el desarrollo de soluciones software para la predicción en tiempo real de cambios en el estado del paciente, así como eventos adversos clínicamente relevantes.

Tiene como objetivo mejorar la capacidad de predicción: a los datos clínicos recogidos de un gran número de pacientes, empleando sistemas de alta resolución, la empresa aplica métodos matemáticos para generar modelos predictivos con el objetivo de apoyar al médico y personalizar el tratamiento.

Estos modelos toman características individuales de los pacientes que permiten anticiparse al comportamiento que estos puedan tener frente a situaciones concretas tanto en el entorno perioperatorio como en otros ámbitos clínicos.



Nubentos

Nubentos impulsa la salud digital mediante su innovadora plataforma SaaS que simplifica la integración eficiente de cualquier innovación HealthTech en cualquier software sanitario.

Integra los servicios de salud digital de más de 50 empresas en su marketplace, y está integrado en clientes como DKV, Solutia Digital Health, Softtek, GMV Innovations, Nueva Mutua Sanitaria, Didoc.cl o Universal Doctor, hasta un total de 40 entidades; todo ello gracias a su servicio apificado mediante su herramienta propia Apiens.


5. BIBLIOGRAFÍA

1. PWC. Así nos curaremos en salud: la Sanidad que viene. Abril de 2021. Disponible en:

https://ideas.pwc.es/archivos/20210409/asi-nos-curaremos-en-salud-la-sanidad-que-viene/

2. SYKES. How Americans feel about telehealth: One year later. 2021. Disponible en:

https://www.sykes.com/resources/reports/how-americans-feel-about-telehealth-now/

3. STADA. Stada Health Report 2021. Disponible en:

https://www.stada.com/media/health-report/stada-health-report-2021

4. DELOITTE. Predicciones TMT 2021. Disponible en:

https://www2.deloitte.com/es/es/pages/technology-media-and-telecommunications/articles/predicciones-tmt.html

5. IDIS. Experiencia del paciente digital 2021. Octubre de 2021. Disponible en:

https://www.fundacionidis.com/folletos/Experiencia_de_paciente_digital_2021.pdf

6. INFOSALUS. El 89% de los usuarios de la sanidad privada apoya el uso de la telemedicina. Octubre de 2021. Disponible en:

https://www.infosalus.com/asistencia/noticia-89-usuarios-sanidad-privada-apoya-uso-telemedicina-20211022130248.html

7. STATISTA. Projected global telemedicine market between 2019-2030. Marzo de 2021. Disponible en:

https://www.statista.com/statistics/671374/global-telemedicine-market-size/

8. SINGLECARE. Telehealth survey. Marzo de 2021. Disponible en:

https://www.singlecare.com/blog/telehealth-survey/

9. FÜTURE. El eHealth se consolida como eje para insurtechs y fintechs tras la Covid-19. Noviembre de 2021. Disponible en:

https://future.inese.es/el-ehealth-se-consolida-como-eje-para-insurtechs-y-fintechs-tras-la-covid-19/

10. EL REFERENTE. El año 2020 cierra con 1.101 millones de euros invertidos en startups españolas. Enero de 2021. Disponible en:

https://elreferente.es/ecosistema/el-ano-2020-cierra-con-1-101-786-millones-de-euros-invertidos-en-startups-espanolas/

11. PRO HEALTH WARE. Tendencias de la tecnología de la información sanitaria en 2022. Septiembre de 2021. Disponible en:

https://prohealthware.com/es/healthcare-information-technology-trends-in-2022/

12. FORBES. How IoT is transforming healthcare. Marzo de 2021. Disponible en:

https://www.forbes.com/sites/forbestechcouncil/2021/03/31/how-iot-is-transforming-healthcare/?sh=76e39c1a67e5

13. YEARBOOK OF MEDICAL INFORMATICS. Role of Artificial Intelligence within the Telehealth Domain. Agosto de 2019. Disponible en:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6697552/

14. AMBIT. Internet de las cosas médicas (IoMT). Tecnología aplicada a la salud. Junio de 2021. Disponible en:

https://www.ambit-bst.com/blog/internet-de-las-cosas-m%C3%A9dicas-iomt-tecnolog%C3%ADa-aplicada-a-la-salud

15. VIRTI. Virti Selected for The NHS' National Innovation Programme. Junio de 2021. Disponible en:

https://insights.virti.com/virti-selected-for-the-nhs-national-innovation-programme/

16. ESADE. Estudio sobre la consulta de salud virtual y sus beneficios para el sistema sanitario. Julio de 2020. Disponible en:

https://itemsweb.esade.edu/wi/Prensa/EsadeCreapolis_BHH_Estudio-Salud.pdf

17. AXA. AXA Partners integra en su plataforma Doctor Clic la receta electrónica privada. 2021. Disponible en:

https://corp.axa-assistance.es/sala-de-prensa/-/blogs/axa-partners-integra-en-su-plataforma-doctor-clic-la-receta-electronica-privada

18. DKV. DKV ofrece el chat médico de la plataforma de telemedicina Quiero Cuidarme Más a sus asegurados de Decesos. Septiembre de 2021. Disponible en:

https://dkv.es/corporativo/sala-prensa/noticias/salud-digital/dkv-ofrece-el-chat-medico-de-la-plataforma-de-telemedicina

19. DKV. DKV integra funcionalidades de telemedicina en su app Quiero Cuidarme Más. Julio de 2020. Disponible en:

https://dkvsalud.com/es/sala-de-prensa/2020/07/01/dkv-integra-las-funcionalidades-de-telemedicina-en-su-app-quiero-cuidarme

20. BHD CONSULTING. Upmédica, telemedicina caso de éxito con Microsoft. Septiembre de 2021. Disponible en:

https://www.bhdconsult.com/upmedica-caso-exito/

21. CONSALUD. Díaz Ayuso presenta la videoconsulta a través de la Tarjeta Sanitaria Virtual. Enero de 2022. Disponible en:

https://www.consalud.es/autonomias/c-madrid/diaz-ayuso-presenta-videoconsulta-tarjeta-sanitaria-virtual_108603_102.html

Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Aceptar todas