Saltar al contenido

SALUD DIGITAL BASADA EN VALOR,
¿EL FUTURO DE LA SANIDAD?



CLAVES DEL ANÁLISIS

  • Se debe apostar por la renovación de los servicios sanitarios hacia un modelo centrado en satisfacer las necesidades de los pacientes, así como de los profesionales sanitarios, mediante actividades enfocadas en darles valor mientras se optimiza el servicio.
  • La Salud Digital Basada en Valor contribuye a reducir el gasto y la necesidad de cuidados permanentes sobre los pacientes, mejorando su salud general y reduciendo la complejidad y progresión de enfermedades que requieren de mayor atención futura.
  • En esta transición debe apostarse por el Big Data para monitorizar y obtener datos de resultados y costes. Además, es necesario continuar innovando para alcanzar el enfoque correcto y asegurar la sostenibilidad del sistema de salud con criterios claros de medición, resultados vigilados y riesgos distribuidos apropiadamente.
  • Un 85% de los españoles considera deseable que se lleve a cabo el seguimiento y control de los pacientes a través de las nuevas tecnologías. Además, el 92,5% cree que la interoperabilidad es un punto necesario en el sector de la salud.

1. La salud digital y su contexto actual

El envejecimiento poblacional y la creciente esperanza de vida, la irrupción de nuevas tecnologías, el incremento de los costes de atención sanitaria y el surgimiento de una población cada vez más exigente y demandante con su salud, son solamente algunas de las cuestiones que deben tomarse en consideración al rediseñar los servicios de asistencia sanitaria en los próximos años. En este sentido, el sector sanitario ha ido estableciendo nuevas prácticas dentro del marco de la salud digital. Esta área puede ser entendida como una consecuencia de la revolución tecnológica que se centra en el uso de Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) en procesos del ámbito de la salud. Según Statista, en 2020, la industria de salud digital a nivel mundial alcanzaba una inversión total de 13.900 millones de dólares, un dato que se espera que prácticamente se triplique para el año 2025, superando la cifra de 38.000 millones de dólares1.


2. Áreas de la salud digital

Son diversas las áreas en donde la salud digital ha ido desarrollándose, entre las que destacan:

- Telemedicina y app móviles para la comunicación entre profesionales sanitarios y pacientes.

- Wearables o dispositivos portátiles que sirven para el control o seguimiento de patologías.

- Historial clínico electrónico para el intercambio de datos del paciente entre diferentes profesionales sanitarios.

- Big Data y análisis de datos para la mejora de procesos asistenciales.

- Inteligencia Artificial para el diagnóstico de pacientes y la investigación.

- Realidad virtual, realidad aumentada y realidad mixta como instrumento de ayuda en procesos quirúrgicos y en la formación

de sanitarios.

De hecho, entre las categorías con mayor inversión en salud digital a nivel global en 2020 se encuentran la telemedicina (4267 millones de dólares), el análisis de datos (1838 millones de dólares), las apps de salud (1391 millones de dólares), el apoyo en decisiones clínicas (1165millones de dólares) y las soluciones a prácticas administrativas y de gestión (837 millones de dólares), valores que reflejan el peso adquirido por estas tendencias a día de hoy.2


3. La asistencia sanitaria basada en valor

En este contexto, emerge la necesidad de prestar una asistencia sanitaria basada en valor (en inglés, Value-Based Healthcare – VBHC), una de las últimas tendencias en materia de salud. Esto se refiere a que se debe apostar por la renovación de los servicios sanitarios hacia un modelo centrado en satisfacer las necesidades de los pacientes, así como de los profesionales sanitarios, mediante actividades enfocadas en darles valor mientras se optimiza el servicio. En este sentido, el valor se genera mediante la interacción entre pacientes, familiares y profesionales sanitarios, midiéndose por los resultados que los pacientes perciben como relevantes. Así, la transformación del sistema debe dar paso a prácticas colaborativas que tengan como foco principal al propio paciente. Esta modalidad de asistencia sanitaria posee como objetivo mejorar la salud de la población, la experiencia del paciente, la satisfacción de los profesionales sanitarios, la eficiencia del sistema de salud y la reducción de costes. Ahora bien, todos los expertos coinciden en señalar que la salud digital es un complemento perfecto para la asistencia sanitaria basada en valor. Es un mecanismo idóneo para poder alcanzar las metas planteadas anteriormente, simplificando procesos y mejorando el intercambio de información. Al comprender esta idea, diferentes profesionales del área han empezado a hacer referencia al término “Salud Digital Basada en Valor”. Esta tendencia se asocia a la reducción de costes, mejora de la calidad o la satisfacción del paciente, aunque hay que precisar que, si bien estos elementos son de gran importancia, no deben confundirse con lo que implica “basarse en valor”, que primordialmente se refiere a mejorar los resultados de la salud general del paciente y su experiencia. El diagrama mostrado a continuación expone un modelo de implementación del sistema que podría tomarse como ejemplo.


Para poder implementar un marco de trabajo en este ámbito, se requiere identificar y entender a un grupo de pacientes cuyas circunstancias relacionadas con la salud genere un grupo consistente de necesidades. A partir de aquí, un grupo interdisciplinario de profesionales sanitarios diseñan y transmiten soluciones para hacer frente a esas necesidades. Finalmente, el equipo mide los resultados y los costes de los servicios brindados, analizando esa información para continuar con las mejoras constantes en el sistema de trabajo que ha sido estructurado. Es aquí donde debe prestarse mayor atención, puesto que el alcance de mejores resultados también reduce el gasto y la necesidad de cuidados permanentes sobre los pacientes, mejorando su salud general y reduciendo la complejidad y progresión de enfermedades que requieren de mayor atención futura.

4. Tipos de sistemas sanitarios

Existen varios tipos de sistemas de salud según el modelo de pago para los proveedores. El más común es el sistema basado en tarifas (fee-for-service), basado en una compensación a los proveedores en base a la cantidad de servicios brindados. Entre los servicios se encuentran cuestiones como consultas, pruebas, procedimientos y otros tratamientos médicos. Con este modelo, los proveedores sanitarios de algún modo se benefician de cada servicio brindado individualmente, lo que puede llevar a incentivarlo, es decir, a proveer un mayor número de servicios por paciente. Sin embargo, el modelo basado en valor se encarga de cuidar la calidad y el bienestar, primándolos sobre la cantidad y centrándose en las necesidades reales del paciente en cada momento.


De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 30% de los recursos invertidos en sanidad a nivel mundial son desperdiciados en complicaciones que pueden ser evitadas, tratamientos innecesarios e ineficiencias administrativas 4. Resulta relevante entender esta situación para dar el paso desde un enfoque centrado en tarifas hacia uno centrado en valor. Sin embargo, mientras la atención sanitaria continúa su evolución y los proveedores aumentan la adopción de modelos de cuidado basados en valor, se requerirán inversiones importantes a corto plazo hasta que, posteriormente, se pueda apreciar el declive en los costes.

Otro de los retos que presenta la Salud Digital Basada en Valor es que el cambio de un sistema centrado en tarifas a uno centrado en valor requiere de una transición que ya ha demostrado ser más difícil de lo esperado. Asimismo, existe cierta incertidumbre a la hora de calcular los resultados en salud debido a las diferencias que los pacientes y profesionales sanitarios poseen respecto a sus perspectivas sobre lo que implica añadir valor. No obstante, para hacer frente a estos desafíos, la transición debe apostar por el Big Data para monitorizar y obtener datos de resultados y costes. Por lo tanto, es necesario continuar innovando para alcanzar el enfoque correcto y asegurar la sostenibilidad del sistema de salud con criterios claros de medición, resultados vigilados y riesgos distribuidos apropiadamente.

5. El ecosistema del Value-Based Healthcare

El VBHC es un ecosistema en el que participan varios actores, para cada uno de los cuales existen beneficios específicos. Entre los principales, destacan:


Desde que el término fue acuñado por primera vez por Michael Porter y Elizabeth Olmsted en 2006, algunos países han puesto en marcha diversos proyectos para fomentar la expansión de sistemas de salud centrados en las necesidades del paciente y la creación de valor, siendo Suecia uno de los países pioneros y líderes mundiales en este sentido. El país nórdico ha implementado sistemas de Salud Digital Basada en Valor en 21 regiones para tratamientos de rodilla, cintura y espina vertebral, logrando reducir en un 20% las complicaciones y un 17% el costo por paciente en comparación con el antiguo sistema basado en tarifas del que disponían6.

Además, centros de atención sanitaria de territorios como Países Bajos, Noruega, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, Australia e India, también han ido estipulando prácticas dentro de este ámbito. Por ejemplo, en la región del sudeste de Gales se empezaron a implementar prácticas centradas en pacientes asmáticos y con obstrucciones pulmonares crónicas, con las que se logró reducir el gasto en 1,3 millones de libras esterlinas6. No obstante, es necesario recalcar que algunas iniciativas puestas en marcha, aunque incluyen aspectos que se pueden encuadrar dentro de algunas premisas de la Salud Digital Basada en Valor, no necesariamente han sido establecidas con un pensamiento centrado en la creación de valor o en este modelo en particular.


En líneas generales, aún queda mucho camino por recorrer para poder alcanzar modelos consolidados debido a su origen reciente y a la falta de consenso existente por parte de algunos expertos sobre la manera de ponerlos en práctica. Todavía existe debate acerca de la delimitación del alcance de la Salud Digital Basada en Valor, la dificultad de establecer mediciones estandarizadas sobre los resultados y el valor, el impacto real e inmediato en los costes, la necesidad de disponer de infraestructura robusta para el manejo de datos y la reticencia de algunos profesionales sanitarios en cambiar las prácticas ya establecidas6.

Aun así, en el contexto europeo, la región ha puesto en marcha programas para fomentar la transformación de sus sistemas sanitarios centrados en la Salud Digital Basada en Valor. El más relevante es el promovido por la Iniciativa de Medicamentos Innovadores de la Unión Europea, que se encuentra desarrollando un ecosistema a gran escala, en el que puedan participar actores de interés, para incorporar resultados reportados por los pacientes y medidas para mejor la participación del paciente y generar valor. Este proyecto llamado H20 (Health Outcomes Observatory), constituye un consorcio público-privado que reúne a pacientes, familiares, profesionales sanitarios, proveedores de salud, investigadores, académicos, científicos, ejecutivos de ciencias de la salud, farmacéuticos e industrias de dispositivos médicos para alcanzar su objetivo.

En España la situación de adopción es todavía más temprana que en el contexto europeo y global. Si bien, según una encuesta de la Fundación IDIS, el 84,9% de los españoles considera deseable que se realice el seguimiento y control de los pacientes a través de las nuevas tecnologías. Además, el 92,5% cree que la interoperabilidad es un factor clave en el sector de la salud5. No obstante España aún se encuentra muy lejos de alcanzar estos objetivos, considerando que la Salud Digital Basada en Valor atraviesa actualmente la fase de diseño y conceptualización, siendo pocos los proyectos que se han desarrollado en los últimos años en la materia. Sin embargo, grupos de académicos y profesionales del sector han ido compartiendo ideas para evaluar la posibilidad de transformar la sanidad española en este sentido. Por ejemplo, la sanidad basada en valor fue el tema central del VII Foro de Transformación Sanitaria organizado por Deusto Business School8

6. Casos de éxito

  • Martini-Klinik (Alemania). Elaboró una plataforma digital que recopila medidas de los resultados reportados clínicamente (CROMs) y medidas de las experiencias reportadas por el paciente (PROMs) en el Hospital Universitario de Hamburgo para mejorar resultados en el ámbito de la salud, especialmente en temas relacionados con el cáncer de próstata9. La información recopilada por la base de datos permite que profesionales sanitarios de diferentes especialidades puedan acceder a la historia clínica del paciente. Se ha reportado que, debido a este sistema, los profesionales sanitarios participantes conocen cuáles de las distintas técnicas de cirugía utilizadas arrojan resultados más efectivos, aumentando la media de los resultados positivos del hospital respecto al resto del país y del mundo10.
  • Diabeter (Países Bajos). Construyó una plataforma digital, llamada Vcare, que interpreta en tiempo real los datos de glucosa de pacientes con diabetes mellitus tipo 1. El sistema carga los datos directamente desde la bomba de insulina o el medidor de glucosa del paciente a un servidor, registrando a tiempo real su estado de salud y el registro directo de CROMs. A continuación, la información es procesada por el sistema y enviada al paciente junto con información relativa a tendencias, objetivos, posibles tratamientos y seguimiento. En el caso de que se aprecien desviaciones en los datos del paciente, se envía un aviso a un profesional sanitario para que proceda a tomar las acciones pertinentes. Diabeter ha logrado mejorar el sistema de salud sin necesidad de incrementar los costes9.
  • NHS Wales (Reino Unido). Estableció un programa nacional enfocado en la recopilación y análisis de los datos del National Data Resource (NDR) de Gales para la prestación de servicios a más de 3,1 millones de ciudadanos galeses. El NDR funciona como un centro de interoperabilidad con una API abierta conectada a un grupo de servidores distribuidos en todo el territorio que se encargan de incorporar datos generados por los centros de atención sanitaria, permitiendo realizar informes, investigaciones y soporte clínico en toda la extensión territorial galesa. El programa genera puentes entre las brechas de datos, dando paso a un sistema más conectado, colaborativo y coordinado que ya ha sido probado con éxito en temas relacionados con la COVID-19, el cáncer y los servicios de ambulancia11.
  • Grupo de hospitales de la Comunidad de Madrid (España). Cuatro centros hospitalarios de la Comunidad de Madrid (Hospital Universitario General de Villalba, Fundación Jiménez Díaz, Hospital Rey Juan Carlos y Hospital Infanta Elena), junto con el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz, desarrollaron CSalud, un proyecto de aplicación de Big Data que abarca a casi medio millón de habitantes. Tiene como enfoque de trabajo el análisis de datos para mejorar los servicios de atención médica en tres aspectos: prevención, detección temprana y tratamiento personalizado, abarcando ocho áreas de asistencia (cardiovascular y nefrología, neurología y salud mental, enfermedades crónicas respiratorias, patologías asociadas a la edad, oncología y hematología, salud pública y enfermedades infecciosas, patologías osteoarticulares y, finalmente, complicaciones quirúrgicas y cuidados críticos). Esta iniciativa busca transitar de un modelo reactivo a uno proactivo que tenga como objetivo primordial las necesidades del paciente y la reducción de la complejidad y progresión de las enfermedades12.

REFERENCIAS

1STATISTA. Digital Health – Statistics & Facts. 2021 [consultado 01-10-21]. Disponible en:

https://www.statista.com/topics/2409/digital-health/

2STATISTA. Top Funded Health IT Technologies Worldwide. 2021 [consultado 01-10-21].Disponible en:

https://www.statista.com/statistics/736163/top-funded-health-ittechnologies-worldwide/

3PORTER, M. et al. The Strategy That Will Fix Health Care. 2013 [consultado 04-10-21].Disponible en:

https://hbr.org/2013/10/the-strategy-that-will-fix-health-care

4VERADIGM. What is Value-Based Healthcare? A Comprehensive Guide. 2021 [consultado 5-10-21]. Disponible en:

https://veradigm.com/what-is-value-based-healthcare/

5 Incluye a centros médicos y pagadores

6PWC. Value Based Healthcare. 2021 [consultado: 05-10-21]. Disponible en:

https://www.pwc.com/m1/en/publications/documents/value-based-healthcare.pdf

7MJASET, C. et al. Value-based Health Care in Four Different Health Care Systems. 2020[consultado 05-10-21]. Disponible en:

https://catalyst.nejm.org/doi/full/10.1056/CAT.20.0530

8DEUSTO BUSINESS SCHOOL. VII Foro de Transformación Sanitaria. La transformación hacia una sanidad basada en valor. 2018 [consultado 04-10-21]. Disponible en:

https://www.deusto.es/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf& blobheadername1=Expires&blobheadername2=content-type&blobheadername3=MDTType&blobheadername4=ContentDisposition&blobheadervalue1=Thu,+10+Dec+2020+16%3A00%3A00+GMT&blobhead ervalue2=application%2Fpdf&blobheadervalue3=abinary%3Bcharset=UTF8&blobheadervalue4=inline%3Bfilename="Foro+de+Transformacion+Sanitaria+2018.p df"&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1344467547453&ssbinary=true

9SALUD DIGITAL. Salud Digital Basada en Valor: ¿dónde estamos y dónde queremos estar?.2021 [consultado 01-10-21]. Disponible en:

https://salud-digital.es/wpcontent/uploads/2021/07/Informe-SDBV.pdf

10VINTURA. VBHC: beyond egos. 2021 [consultado 04-10-21]. Disponible en:

https://www.vintura.com/news/vbhc-beyond-egos/

11DIGITAL HEALTH AND CARE WALES. The National Data Resource (NDR). 2021 [consultado01-10-21]. Disponible en:

https://ndr.cymru

12QUIRÓNSALUD. Los Hospitales Públicos gestionados por Quirónsalud en Madrid lanzan “CSalud”, un ambicioso proyecto de aplicación del Big Data para la creación de salud. 2021 [consultado: 04-10-21]. Disponible en:

https://www.quironsalud.es/es/comunicacion/notas-prensa/hospitales-publicos-gestionados-quironsalud-madrid-lanzan-c

Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Aceptar todas