Saltar al contenido

SERVATRIX: Enfoque innovador para terapia del hígado graso (NASH).



Equipo

Director Ejecutivo (CEO): Jorge Cuadrado García

Director científico (CSO): Antonio Cuadrado Pastor

Introducción tecnológica

Según la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD, por sus siglas en inglés) es el trastorno hepático más común en todo el mundo y está presente en aproximadamente el 25 % de la población mundial. Esta enfermedad está altamente correlacionada con otras comorbilidades, como la obesidad (90 %), la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) (60 %) y el síndrome metabólico. Cuando el hígado graso supera el 5 % y se acompaña de inflamación y balooning, se desarrolla una enfermedad hepática muy grave denominada esteatohepatitis no alcohólica (EHNA). NASH conduce a la muerte progresiva de las células de los hepatocitos, lo que provoca una mayor inflamación y progresa hacia la fibrosis, la cirrosis e incluso el carcinoma hepatocelular.

En este momento, no existe un fármaco específicamente aprobado para el tratamiento de la terapia hepática antifibrótica o NASH. La alta incidencia a nivel mundial y la falta de tratamientos efectivos representan una necesidad médica crítica no satisfecha y una oportunidad de mercado. Se espera que el tamaño del mercado de NASH alcance 24,26 mil millones de dólares para 2028 desde 1,63 mil millones de dólares en 2021; se espera que registre una CAGR de 47.1 % de 2021 a 2028 (Fuente: The Insight Partners; 04 de mayo de 2022) y debería aumentar aún más a medida que los sistemas de atención médica mejoren en áreas pobladas como China, India y México.

Proyecto

Servatrix nace como respuesta a la necesidad del mercado, desarrollando fármacos innovadores dirigidos a la activación del factor de transcripción NRF2, un regulador maestro de las respuestas antioxidantes, anti-inflamatorias y metabólicas.

La viabilidad del proyecto se basa en la aprobación por la FDA y la EMA de un fármaco activador de NRF2. A pesar de que algunas empresas están desarrollando activadores de NRF2, existen limitaciones importantes para el uso de los activadores actuales de NRF2, incluido el dimetilfumarato, debido a la estrategia probablemente incorrecta utilizada en las líneas actuales de desarrollo de fármacos. Las soluciones actuales se basan en la inhibición directa del represor de NRF2 con compuestos electrofílicos que, como el dimetilfumarato, tienen muchos efectos inespecíficos y pueden incluso dañar el hígado. Además, esta estrategia conduce a una activación muy fuerte de NRF2 más allá de los niveles fisiológicos que pueden tener efectos no deseados a largo plazo en steatohepatitis non-alcohólica y otras enfermedades crónicas.

El equipo investigador ha solicitado una patente internacional para el uso en NASH de un nuevo activador de NRF2, con fecha de prioridad 14 de enero de 2022 (PCT) y está realizando progresando con la UAM para desarrollar una Spin-off que permita optimizar este nuevo activador y llevarlo hasta estudios clínicos en pacientes de NASH.

Evolución tecnológica durante el proyecto

El estado actual de la tecnología se encuentra en fase TRL4, siendo el objetivo del proyecto alcanzar un TRL5 tras su finalización.

Después de varios filtros in sílico y en cultivos celulares se identificaron dos activadores específicos de NRF2 que rompen su interacción con beta-TrCP y activan la firma transcripcional de NRF2. El compuesto PHAR135 activa NRF2 en hígado y demuestra seguridad en administración crónica y eficacia en la reducción de parámetros inflamatorios y metabolismo graso hepático, siendo uno de los objetivos del proyecto conseguir la aprobación por la EMA de PHAR135 o su versión optimizada como IND (Investigational new drug). Con este objetivo se pretende terminar los estudios de optimización para administración oral y preclínicos en un segundo modelo animal, utilizando PHAR132 generado mediante certificados GMP (good manufacturing practice) y GLP (good laboratory practive).

Mercado potencial

Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades crónicas no transmisibles representan aproximadamente el 86% de las muertes. La inflamación crónica de bajo grado es común a todos ellos. Por lo tanto, el mercado de medicamentos antiinflamatorios es enorme. Solo en los EE. UU., Este mercado se proyecta en US $ 130.6 mil millones para 2026 con una tasa compuesta anual del 8.5 %.

El mercado mundial de NASH crecerá a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 6,5 % de 2020 a 2027.

Por tanto, la generación de nuevos medicamentos antiinflamatorios que puedan administrarse de forma crónica tendrá un gran impacto en el tratamiento de enfermedades crónicas y una gran oportunidad de mercado.

Enlaces

https://www.ciberned.es/grupos/grupo-de-investigacion?id=28763

https://www.idipaz.es/PaginaDinamica.aspx?IdPag=363&Lang=ES

https://www.bq.uam.es/acuadrado/

Contacto: acuadrado@iib.uam.es

Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Aceptar todas